A principios de este año el periodista Juan Carlos Sepúlveda Sepúlveda publicó su tercer libro de poesía bajo el título de “De mis Entrañas”, una publicación que como él mismo dice, es un homenaje al sentir de la cotidianidad contado desde la mirada de un periodista que por más de 30 años ha convivido con la noticia y con pequeñas historias que luego se vuelven poesía.

Con la desaparición de este emblemático bovino, ha muerto también la tradición bueyera que era una de las formas de transporte más rústicas que llevó y trajo sobre sus lomos el progreso de la llamada Ciudad Madre hasta bien entrado el siglo XX.

A propósito del tiempo que estamos viviendo hoy en el mundo, es conveniente traer a la memoria las historias de las epidemias que han azotado a la humanidad en los últimos tiempos, y sobre todo con qué tipo de enfermedades le ha tocado lidiar a los habitantes de la cuidad de Antioquia.

El viernes 17 de abril de 1826, es decir hace 194 años, Santa Fe de Antioquia dejó de ser la capital de lo que hoy es el departamento de Antioquia, aunque por siempre se llevará el orgullo de haberle dado el nombre a esta región de la patria.

Así era la famosa casa verde a principios del siglo XX, casa donde nació el escritor Roberto Botero Saldarriaga, y donde funcionó a finales del siglo 19 una compañía financiera que administró los recursos con los que se construyó el puente colgante de Occidente.
Nótese el piso en tierra y un pequeño sendero enladrillado.

Foto cortesía: María Adelaida Oquendo y Foto Ideal.